standard-title Test Genéticos En la actualidad existen una variedad de Test genéticos que permiten distintos diagnósticos de determinadas enfermedades tanto para establecer riesgos, prevenir enfermedades o mejorar los resultados reproductivos.

Test Genéticos

En la actualidad existen una variedad de Test genéticos que permiten distintos diagnósticos de determinadas enfermedades tanto para establecer riesgos, prevenir enfermedades o mejorar los resultados reproductivos.

PGS

PGS: estudio cromosómico de embriones

El PGS (Preimplantation Genetic Screening) para anomalías cromosómicas es un análisis genético embrionario que se realiza durante el tratamiento de FIV para la detección de anomalías en el número de cromosomas (aneuploidías) en los embriones antes de su transferencia al útero.

Las alteraciones cromosómicas en los embriones pueden producir fallos de implantación en ciclos de reproducción asistida, abortos espontáneos y anomalías cromosómicas en recién nacidos.

El PGS permite seleccionar aquellos embriones cromosómicamente normales de entre todos los embriones evolutivos de una paciente, lo que incrementa sus posibilidades reproductivas.
Los embriones cromosómicamente normales tienen mayores probabilidades de evolucionar adecuadamente y dar lugar a un hijo sano.

El PGS para anomalías cromosómicas ofrece un análisis exhaustivo de los 23 pares de cromosomas: los autosomas y los cromosomas sexuales (X e Y). Normalmente hay 23 pares de cromosomas en cada célula humana. Un cambio en el número de cromosomas recibe el nombre de aneuploidía. El PGS para anomalías cromosómicas permite transferir a la madre los embriones que se encuentran libres de alteraciones numéricas.

Las aneuploidías causan la gran mayoría de los abortos espontáneos y pueden dar lugar a defectos congénitos y discapacidad intelectual en recién nacidos. La mayoría de los tipos de aneuploidía no son compatibles con la vida.

Los síndromes más comunes causados por aneuploidías cromosómicas no sexuales y compatibles con la vida son el síndrome de Down, el síndrome de Edwards y el síndrome de Patau.

La aneuploidía generalmente no se hereda y puede afectar a cualquier cromosoma; sin embargo, la probabilidad de que un embrión sufra una anomalía cromosómica aumenta con la edad de la madre.

Los embriones se estudian mediante la secuenciación masiva (NGS por sus siglas en inglés, Next-Generation Sequencing), técnica eficaz para el análisis del número de copias en células individuales. Esta tecnología ha sido desarrollada especialmente para el análisis de pocas células o incluso una sola célula como se requiere para el diagnóstico genético preimplantacional.
El PGS para anomalías cromosómicas por NGS tiene una precisión del 99%.

a. Ventajas del PGS para anomalías cromosómicas

En la mayoría de los casos no es posible distinguir un embrión anormal de un embrión normal a través de un microscopio. Por lo tanto, la apariencia normal de un embrión no puede ser utilizada para evaluar anomalías cromosómicas.

En mujeres mayores de 35 años, el riesgo de anomalías cromosómicas es significativamente mayor que en mujeres más jóvenes. Aquellas mujeres con antecedentes de aborto recurrente, fallos de implantación o que han tenido un embarazo anterior con una anomalía cromosómica, y también los hombres con un resultado de análisis de esperma anormal, pueden producir un mayor porcentaje de embriones anormales.

Las principales ventajas del PGS para anomalías cromosómicas incluyen un incremento de la tasa de implantación, una reducción de la tasa de aborto y un aumento de probabilidades de tener un bebé sano.

Aumento de la tasa de implantación: Algunos embriones cromosómicamente anormales no logran implantarse en el útero. Mediante la transferencia de embriones cromosómicamente normales, el PGS para anomalías cromosómicas puede aumentar la tasa de implantación.

Reducción de la tasa de aborto: En la población general, el 20% de todos los embarazos clínicos terminan en aborto y cerca de la mitad son cromosómicamente anormales. El PGS para anomalías cromosómicas evalúa los cambios en el número de cromosomas y los grandes desequilibrios cromosómicos, de forma que los embriones con anomalías cromosómicas no serán transferidos. Por lo tanto, sobre todo en los grupos de alto riesgo, el PGS para anomalías cromosómicas reduce el riesgo de aborto.

Aumento de la probabilidad de tener un bebé sano: Algunos embarazos con anomalías cromosómicas pueden dar lugar al nacimiento de un niño con anomalías graves. El PGS para anomalías cromosómicas aumenta la posibilidad de tener un bebé sano, ya que permite identificar los embriones cromosómicamente sanos para la transferencia. Estas alteraciones también pueden ser detectadas mediante otras técnicas prenatales durante el embarazo.

Disminución en el tiempo necesario para lograr un embarazo: Con este enfoque, el tiempo para lograr el nacimiento de un niño sano disminuye en comparación con un ciclo normal de FIV, evitando múltiples transferencias de embriones congelados antes de la transferencia del embrión que finalmente dará lugar a un embarazo evolutivo con el resultado de un bebé sano.

b. ¿Para quién está indicado el PGS?

Más del 50% de abortos se producen por la presencia de anomalías cromosómicas. Algunos defectos de nacimiento son causados por anomalías cromosómicas, mientras que el riesgo de tener un hijo con una anomalía cromosómica aumenta con la edad materna. Las parejas con mayor riesgo de tener embriones con aneuploidía deberían considerar el PGS para anomalías cromosómicas:

  • Mujeres con edad superior a 35 años.
  • Parejas que han sufrido varios abortos espontáneos por causa desconocida.Parejas con varios ciclos de fecundación in vitro en los que no se ha conseguido gestación.
  • Varones con baja concentración de espermatozoides.
  • Parejas con alguna gestación anterior con anomalía cromosómica.
  • Transferencia embrionaria única (para aumentar su eficacia).

La selección de embriones cromosómicamente normales en éstas pacientes reduce enormemente el riesgo de aborto e incrementa de forma global el éxito reproductivo.

c. Preguntas frecuentes

1. ¿Qué es la biopsia embrionaria? ¿Sufre algún daño al embrión?

La biopsia embrionaria consiste en la extracción de una o varias células del embrión (dependiendo del estado de desarrollo del mismo). Se trata de un método invasivo y que requiere de una gran experiencia y habilidad por parte del embriólogo que trabaja sobre los embriones. Si el embrión es biopsiado correctamente, se desarrolla con normalidad tras la biopsia embrionaria, implanta con normalidad y da lugar a recién nacidos vivos sanos. Los estudios publicados hasta el momento en los que se compara niños procedentes de embriones biopsiados y no biopsiados muestran resultados equivalentes en términos clínicos.

2. ¿Se puede realizar la biopsia en día 3 o en día 5?

En determinados centros de reproducción asistida los mejores resultados diagnósticos se obtienen tras biopsia embrionaria en día 5 de desarrollo (lo que conlleva obligadamente a la congelación de los embriones o la transferencia en día 6 de desarrollo). Hemos comprobado que los resultados diagnósticos son igualmente sólidos en día 3 y en día 5 de desarrollo. La ventaja de realizarlo en día 3 de desarrollo es el no necesitar congelar los embriones ni retrasar el momento de transferencia del embrión.

3. ¿Incluye el PGS para anomalías cromosómicas todas las enfermedades genéticas?

No existe una prueba genética capaz de detectar todas las anomalías genéticas potenciales. El PGS para anomalías cromosómicas únicamente evalúa cambios numéricos en el número de cromosomas y otros desequilibrios en el material genético, incluyendo deleciones y duplicaciones. El PGS identifica cromosomas ausentes o adicionales, deleciones, duplicaciones y reordenamientos desequilibrados mayores de nuestro límite de detección de 6 Mb.

El PGS para anomalías cromosómicas no puede descartar trastornos de un único gen, anormalidades estructurales equilibradas, disomía uniparental ni desequilibrios genéticos incluyendo deleciones y duplicaciones menores de nuestro límite de detección de 6 Mb. Puede detectar algunos tipos de poliploidía, pero no puede detectar poliploidías en las que los cromosomas sexuales se encuentren como un múltiplo de la normalidad (triploidía 69, XXX y tetraploidía 92, XXXX o 92, XXYY).

4. ¿Cuál es la eficacia de la secuenciación masiva (NGS) para las diferentes indicaciones?

Una vez que se obtiene un embrión cromosómicamente normal, la probabilidad de embarazo es de aproximadamente el 65% en pacientes menores de 40 años. En mujeres mayores de 40 años hay un mayor porcentaje de ciclos en los que todos los embriones son anormales; pero si se obtienen embriones normales para la transferencia, la tasa de embarazo puede subir hasta un 70%, mostrando que el principal problema reproductivo asociado a la edad femenina son las anomalías cromosómicas embrionarias.

5. ¿Cuántos embriones se espera que sean normales cuando se realiza un PGS para anomalías cromosómicas?

La probabilidad de que los embriones sean normales disminuye conforme aumenta la edad de la mujer. Los porcentajes medios de embriones normales son:

Estas estimaciones se basan en un conjunto de datos procedentes de numerosos casos de PGS y por tanto pueden no coincidir con un pequeño número de embriones de un único caso de PGS. No se puede garantizar la existencia de embriones normales para ningún caso de PGS.

6. Para realizar un estudio de aneuploidías, ¿es recomendable realizar un estudio prenatal?

Pese a que el PGS para anomalías cromosómicas es una técnica sumamente precisa no está exenta de las limitaciones inherentes al material biológico objeto de estudio. Dado que el análisis cromosómico se realiza en una única célula, no se puede excluir el mosaicismo embrionario (embriones que tienen cierta proporción de células genéticamente normales y anormales).

Por eso se recomienda realizar un estudio prenatal para confirmar normalidad cromosómica. También existe la posibilidad de realizar un diagnóstico prenatal no invasivo para descartar las aneuploidías más relevantes.

PGD

PGD: diagnóstico genético preimplantacional para enfermedades génicas

El Diagnóstico Genético Preimplantacional para enfermedades monogénicas (1 sólo gen afectado) es un diagnóstico genético temprano realizado en el embrión antes de su transferencia al útero, y por tanto, con anterioridad al logro del embarazo. Tiene como objetivo analizar su ADN y permite clasificarlos, distinguiendo aquellos que no han heredado una mutación específica y que, por tanto, no padecerán la enfermedad y serán los candidatos para ser transferidos al útero materno.

El Diagnóstico Genético Preimplantacional para enfermedades monogénicas evita que las parejas con riesgo genético elevado tengan que pasar por decisiones de interrupción del embarazo de gestaciones anormales. Las células de una persona contienen 46 cromosomas que se heredan de los padres, 23 del padre y 23 de la madre, por lo que contamos con dos pares de 23 cromosomas.

Los cromosomas están constituidos por una molécula química llamada ADN. Los fragmentos de ADN que codifican la síntesis de una proteína son los genes. El ADN contiene información que se organiza en una secuencia.
Cuando se produce un fallo o mutación en la información de un único gen, nos encontramos ante una enfermedad monogénica. Estas mutaciones generalmente se transmiten en familias generación tras generación, pero también es posible que aparezcan por primera vez en la descendencia (de novo).

El objetivo principal del Diagnóstico Genético Preimplantacional para enfermedades monogénicas es diagnosticar y prevenir la transmisión a la descendencia de enfermedades graves causadas por la alteración de un gen (monogénicas).

El Diagnóstico Genético Preimplantacional para enfermedades monogénicas permite el estudio genético en los embriones antes de ser transferidos al útero materno y, por tanto, antes de que tenga lugar la implantación. Precisa de una biopsia embrionaria, la extracción de células del embrión, sobre la que se realiza el estudio genético para diferentes patologías. Con el resultado del estudio se seleccionan los embriones “normales o sanos” para su transferencia al útero.

¿Para quién está indicado?

El Diagnóstico Genético Preimplantacional para enfermedades monogénicas está indicado en parejas con antecedentes personales o familiares de riesgo elevado para enfermedades genéticas graves como la fibrosis quística, el síndrome de X frágil, atrofia/distrofias musculares, Huntington, etc.

Es posible realizar un Diagnóstico Genético Preimplantacional para cualquier enfermedad monogénica diagnosticada en la familia.

Las más frecuentemente estudiadas son las siguientes:

  • Poliquistosis renal autosómica dominante
  • Poliquistosis renal autosómica recesiva
  • Distrofia muscular de Becker
  • Beta talasemia
  • Hiperplasia suprarrenal congénita (gen CYP21A2)
  • Fibrosis Quística
  • Enfermedad de Charcot-Marie-Tooth tipo 1A
  • Distrofia muscular de Duchenne
  • Polineuropatía amiloide familiar
  • Síndrome de X-frágil
  • Hemofilia A
  • Hemofilia B
  • Enfermedad de Huntington
  • Neoplasia endocrina múltiple tipo 2ª
  • Distrofia miotónica de Steinert
  • Incompatibilidad Rh
  • Atrofia muscular espinal
  • Adrenoleucodistrofia ligada al cromosoma X

Algunas enfermedades se heredan de forma autosómica dominante y se pueden heredar de un padre afectado. Otras enfermedades se heredan de forma autosómica recesiva y se pueden heredar de dos progenitores portadores no afectados. Otras enfermedades están ligadas al sexo y se pueden heredar de un padre afectado o una madre portadora. Sin embargo, no todas las enfermedades genéticas son causadas por mutaciones en genes individuales y por tanto no pueden ser detectadas por el Diagnóstico Genético Preimplantacional para enfermedades monogénicas.

Parejas con antecedentes personales o familiares de riesgo elevado para enfermedades genéticas graves.

Nuestro objetivo es prevenir la transmisión de enfermedades hereditarias a generaciones futuras. El Diagnóstico Genético Preimplantacional para enfermedades monogénicas está indicado tanto para parejas fértiles con antecedentes familiares de enfermedades genéticas, como para parejas que se estén realizando un tratamiento de Fecundación In Vitro y que pueden considerar el Diagnóstico Genético Preimplantacional para enfermedades monogénicas como análisis adicional previo a la concepción para identificar aquellas enfermedades que sus hijos podrían tener mayor riesgo de desarrollar.

En los casos de parejas con enfermedades genéticas hereditarias, el objetivo del Diagnóstico Genético Preimplantacional para enfermedades monogénicas es seleccionar embriones no afectados por la enfermedad que padecen o de la que son portadores los progenitores.

¿Qué ventajas tiene realizar PGD para enfermedades monogénicas?

  • Identificar los embriones afectados por una mutación genética antes de la implantación.
  • Tratamiento personalizado para cada pareja.
  • Asesoramiento genético especializado.
  • Flexibilidad con cada caso ya que entendemos a cada paciente como un ser único.
  • Trabajamos con los mejores expertos del mundo, en el campo del DGP, capaces de diseñar sondas para incluso las mutaciones más raras.

Preguntas frecuentes

1. Para realizar un Diagnóstico Genético Preimplantacional para enfermedades monogénicas, ¿es requisito necesario tener identificada la mutación o mutaciones causantes de la patología?

Tener identificada la mutación o mutaciones es siempre conveniente. No obstante existen casos de enfermedades en las que si se dispone de un informe clínico preciso, y siempre que se trate de un caso familiar (varios miembros de una misma familia están afectados, preferentemente en distintas generaciones), es posible realizar análisis indirectos para ofrecer Diagnóstico Genético Preimplantacional. Ejemplos de esta estrategia indirecta serían casos familiares de poliquistosis renal familiar autosómica dominante, neurofibromatosis tipo 1 familiar, síndrome de Marfan familiar, etc. Si se trata de un caso de novo (sin antecedentes previos en la familia) es imprescindible tener identificada la mutación causante de la enfermedad.

2. ¿Debería realizarse el DGP para anomalías cromosómicas conjuntamente con el DGP para enfermedades monogénicas?

Recomendamos que el DGP para anomalías cromosómicas se realice en conjunto con el DGP para enfermedades monogénicas.
Ambas pruebas se pueden realizar en la misma biopsia embrionaria, por lo que no hay un riesgo adicional para el embrión al realizar el DGP para anomalías cromosómicas. El DGP para anomalías cromosómicas detecta anomalías en el número de cromosomas que podrían ser causa de aborto o resultar en el nacimiento de un bebé con defectos congénitos y discapacidad intelectual. El síndrome de Down es un ejemplo de condición genética causada por una anomalía cromosómica numérica. El riesgo de tener embriones con aneuploidía aumenta con la edad materna.

3. Si ya me he realizado un Diagnóstico Genético Preimplantacional en otro centro, ¿debo realizar de nuevo la prueba de validación previa al ciclo DGP?

Probablemente sea necesario repetir la prueba de validación, porque los centros utilizamos estrategias de análisis equivalentes pero no necesariamente idénticas. Por ejemplo para cada caso existen múltiples marcadores genéticos que se usan para garantizar una alta fiabilidad de diagnóstico; los marcadores escogidos por un centro u otro pueden ser distintos y la información requerirá de un nuevo test de informatividad.

 

Mitoscore

MitoScore es un marcador biológico que ofrece un indicador del estado de energía de un embrión. MitoScore nos permite seleccionar aquellos embriones con las mejores posibilidades de implantación que, por tanto, tienen una mayor probabilidad de resultar en un embarazo viable mediante FIV/PGS.

El número de copias de ADN mitocondrial de un embrión puede emplearse para predecir su capacidad de implantación. La puntuación mitocondrial “MitoScore” es un valor que representa el contenido de ADN mitocondrial en los embriones cromosómicamente normales y puede emplearse para predecir la capacidad de implantación (Diez-Juan A, Rubio C et al. 2015).

¿Para qué sirve?

  • MitoScore ayudará a seleccionar embriones euploides con un alto potencial de implantación permitiendo aumentar las tasas de embarazo por PGS.
  • Proporciona una puntuación mitocondrial de capacidad de implantación del embrión para embriones euploides, que debe tenerse en cuenta junto con la clasificación morfológica habitual.
  • La evaluación de ADN mitocondrial puede obtenerse en los días 3 y 5 del desarrollo embrionario.
MitoScore fue diseñado para realizarse sobre la misma muestra que se emplea para el PGS. No es necesario exponer a los embriones a ninguna intervención más, aparte de las relativas a la detección rutinaria de anomalías cromosómicas, y no se requieren tareas adicionales en el laboratorio de embriología.

¿Qué ventajas tiene?

  • Aumento de las tasas de éxito de implantación y embarazo por FIV.
  • Reducción del número de gestaciones múltiples.
  • Obtención de las evaluaciones en una fase temprana: tercer o quinto día de desarrollo embrionario.
  • Información adicional sobre la salud embrionaria al complementar las observaciones morfológicas.

Preguntas frecuentes

¿MitoScore abarca las enfermedades mitocondriales?

No. MitoScore sólo proporciona un valor de ADN mitocondrial relativo que indica una reserva energética reducida en embriones tempranos.

¿Qué eficacia tiene MitoScore para predecir el potencial de implantación?

Un número elevado de copias de ADN mitocondrial en embriones euploides indica una menor viabilidad e implantación embrionaria. Empleando el contenido normalizado de ADN mitocondrial, MitoScore (Ms), los embriones de 3 días con un MsA mostraron una tasa de implantación (TI) del 59% (n=51); aquellos con un MsB mostraron una TI del 44%, y aquellos con un MsC mostraron una TI del 25% (n=52). Los embriones de 5 días con un MsA mostraron una TI del 81%; con un MsB, mostraron una TI del 56%, y aquellos con un MsD mostraron una TI del 18% (n=17).

¿Qué ocurre si todos mis embriones tienen un MitoScore elevado?

Un valor MitoScore elevado indica menor potencial de implantación, pero no significa que ninguno de los embriones vaya a implantarse.

Test de compatibilidad genética

Test genético de portadores (CGT) o test de compatibilidad genética

Cada año, muchas madres y padres se ven sorprendidos por el nacimiento de un bebé con algún tipo de enfermedad genética. Existe un avanzado test genético de portadores, previo al embarazo, que puede develar si una pareja presenta riesgo de tener un bebé con una de estas enfermedades hereditarias graves. En caso positivo, permite tomar las medidas necesarias para favorecer el nacimiento de un bebé sano.

El test genético de portadores permite determinar el riesgo de tener un hijo con una enfermedad genética. Informará si los progenitores son portadores de una o más mutaciones genéticas recesivas.

Los portadores suelen ser personas sanas, pero cuando los dos padres son portadores de una mutación en el mismo gen, pueden dar lugar a un hijo afectado.

Generalmente los progenitores que son portadores de enfermedades genéticas graves se dan cuenta de ello después de dar a luz a un niño afectado. Las enfermedades genéticas no se pueden curar, pero sí se pueden prevenir.

¿Para quién está indicado el CGT?

El test genético de portadores identifica parejas en la que ambos son portadores de una misma enfermedad genética. De esta forma permite prevenir enfermedades hereditarias sin tratamiento y muchas de ellas fatales.

Un resultado positivo indica presencia de una o más mutaciones en la persona. En ese caso, también se realizará el test en el otro integrante de la pareja.

Si los dos resultan portadores de mutación en un mismo gen, existe riesgo elevado de tener hijos enfermos. En estos casos existen opciones para concebir hijos sanos como el Diagnóstico Genético Preimplantacional o la donación de gametos. También es posible concebir de forma natural y recurrir a diagnóstico prenatal.

Un resultado negativo indica que la persona no es portadora de ninguna de las mutaciones estudiadas.
Existe un riesgo residual de que esta persona sea portadora de otras mutaciones no analizadas (menos frecuentes).

El test genético de portadores no cubre las enfermedades de herencia compleja como autismo, asma y diabetes, entre otras.

¿Qué ventajas tiene el CGT?

  • Es un test genético basado en secuenciación masiva (NGS).
  • Incluye la secuenciación completa de más de 549 genes correspondientes a más de 600 enfermedades genéticas.

Preguntas frecuentes:

1. Si soy una persona sana, ¿puedo ser portador de mutaciones genéticas?

Sí. Se estima que cada persona es portadora de entre 3 a 5 mutaciones genéticas recesivas. Ser portador no es lo mismo que sufrir la enfermedad. Todas las personas tienen dos copias de cada gen. En las personas portadoras, una de las copias funciona correctamente, y la otra copia tiene la mutación.
Los portadores no manifiestan síntomas, por lo que no son conscientes de esta condición hasta que se realizan un test de portadores de mutaciones genéticas. El único riesgo para los portadores es transmitir la enfermedad a su descendencia en caso de compartir la mutación con su pareja.

2. Si en mi familia no hay antecedentes de enfermedades genéticas, ¿tengo menos probabilidad de ser portador?

No. La mayoría de los portadores no tienen antecedentes familiares, por lo tanto no es un factor válido para determinar si la persona es o no portadora de mutaciones que pueda trasladar a su descendencia.

3. Si éstas enfermedades son poco habituales, ¿por qué es necesario realizar un CGT?

La prevalencia de portadores para algunas de estas enfermedades es bastante común en la población. De hecho, una de cada 25 personas es portadora de fibrosis quística, y una de cada 50 lo es de atrofia muscular espinal.

4. Si tengo previsto quedar embarazada de forma natural, ¿no es necesario realizarme el CGT?

Los colegios profesionales de ginecología y genética American College of Medical Genetics (ACMG) y American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG) recomiendan el test genético de portadores independientemente de que el embarazo se produzca de forma natural o mediante técnicas de Reproducción Asistida. Si los dos miembros de la pareja obtienen un resultado positivo en el test genético de portadores con mutación para el mismo gen, la recomendación es consultar con el especialista acerca de las opciones para concebir un hijo sano.

5. ¿Qué es el riesgo residual?

Es el riesgo de que una persona sea portadora tras un test genético de portadores con resultado negativo para las mutaciones y enfermedades analizadas. No existe actualmente ningún test capaz de detectar todas las mutaciones existentes, por lo que queda un riesgo residual, de que la persona que se ha realizado el test aún sea portadora de otras mutaciones menos frecuentes no analizadas.

6. Si soy portador, ¿es conveniente que las personas de mi familia que estén planeando un embarazo se realicen un test genético de portadores?

Si eres portador tus familiares más cercanos tendrán mayor riesgo de ser portadores. Aconsejamos que se realicen un CGT si están planeando tener hijos.

7. ¿Serán mis hijos portadores de mutaciones genéticas recesivas?

Cuando dos personas son portadoras de una mutación en el mismo gen, tienen un 50% de probabilidades de que sus hijos sean portadores de una mutación genética, un 25% de que no sean portadores y un 25% de que nazcan enfermos.
Por otra parte, cuando en los progenitores hay un portador de mutación genética y otro que no lo es, la probabilidad de que su hijo herede la mutación del progenitor portador es del 50%, siendo la posibilidad de no heredarla del 50 %.

8. Si tengo previsto un tratamiento de reproducción asistida, ¿cuánto tiempo necesito para realizarme el test?

Los resultados del test genético de portadores están disponibles en alrededor de 20 días laborables. En los casos en los que el inicio sea muy cercano, es recomendable realizar los CGT de los dos miembros de la pareja simultáneamente de forma que los resultados se obtengan a la vez y el proceso no se demore.

Test genético no invasivo pre natal

A través del ADN fetal libre que circula en la sangre materna, el Estudio Genético No Invasivo Prenatal (NIPT por sus siglas en inglés) brinda una valiosa información acerca de la salud del bebé en forma segura, sencilla, temprana y confiable. Hasta hace poco tiempo, la única manera de obtener éstos datos era mediante técnicas como la biopsia de vellosidades coriales que, al ser invasivos, conllevan algún riesgo para el embarazo.

¿Qué es el NIPT?

El método NIPT analiza las células fetales que se encuentran en el torrente sanguíneo de la madre a partir de la semana 9-10 del embarazo permitiendo estudiar el ADN del bebé.
Es la opción más confiable, moderna, temprana y no invasiva que existe, hasta ahora, para testear la presencia de anomalías genéticas en el bebé. Puede realizarse en embarazos simples, múltiples, logrados espontáneamente, por tratamientos de baja o alta complejidad o por donación de óvulos o semen. Y los resultados están disponibles entre una semana y 10 días desde el momento de la extracción de sangre materna.

Beneficios

  • Requiere sólo una extracción de sangre de la madre como la de cualquier análisis de rutina.
  • Es inocua para la madre y para el bebé.
  • Se puede realizar a partir de la semana 9 de gestación, anticipándose a todos los demás estudios prenatales.

¿Qué información me brinda este estudio?

Se pueden detectar la existencia de las siguientes anomalías genéticas en el bebé (entre otras):

  • Trisomía 21: es provocada por una copia adicional del cromosoma 21, también denominada Síndrome de Down.
  • Trisomía 18: es provocada por una copia adicional del cromosoma 18, también denominada Síndrome de Edwards.
  • Trisomía 13: es provocada por una copia adicional del cromosoma 13, y se la denomina Síndrome de Patau.
  • Monosomía X:  es provocada por la falta de un cromosoma X y afecta solamente a las niñas; suele denominarse Síndrome de Turner o “45,X”.
  • Trisomía del X (triple X o XXX): en las mujeres lleva una copia adicional de un cromosoma X.
  • XXY o Síndrome de Klinefelter: en los hombres lleva una copia adicional de un cromosoma X.
  • XYY o Síndrome de Jacob’s: en los hombres lleva una copia adicional de un cromosoma Y.

¿Quiénes deberían realizarlo?

Siguiendo los lineamientos del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists), Pregna recomienda ofrecer este estudio a las mujeres embarazadas de más de 35 años, con antecedentes familiares o con ecografía en la que se observan alteraciones en el desarrollo del bebé o con valores de laboratorio alterados relacionados con enfermedades genéticas.

Sin embargo, al ser un estudio no invasivo (y no conllevar riesgos para el embarazo) muchas mujeres lo realizan por ansiedad materna o necesidad de obtener información y simplemente estar más tranquilas durante el embarazo.

¿Qué grado de exactitud ofrece la prueba?

Esta prueba presenta una sensibilidad >99 % para la trisomía 21, trisomía 18 y trisomía 13 y una sensibilidad del 92 % para la monosomía X.

¿Cómo es el informe de resultados?

El informe enviado a su médico incluirá alguno de estos resultados:

  • Resultados de bajo riesgo: significa que las probabilidades de que su bebé presenta alguno de los trastornos cromosómicos que enumeramos son muy bajas.
  • Resultados de alto riesgo: significa que las probabilidades de que su bebé presenta alguno de estos trastornos son muy altas. Su médico o asesor genético le explicará los análisis de seguimiento necesarios para confirmarlos.

En caso de existir una ínfima probabilidad de que no se obtengan resultados de su muestra inicial, solicitaremos repetir la extracción de sangre de la madre y el nuevo estudio sin ningún tipo de costo adicional para la paciente.

La muestra de sangre materna será remitida en forma inmediata y segura a California, EEUU para su procesamiento y los resultados están disponibles en un período de entre 7 a 10 días hábiles.

Test de receptividad endometrial

1. ERA: ¿qué es?

ERA es un test genético personalizado para diagnosticar el estado de receptividad del endometrio en la ventana de implantación de la mujer.
Esta herramienta diagnóstica molecular permite analizar los niveles de expresión de 238 genes relacionados con el estatus de receptividad endometrial. En un microarray personalizado con sondas para estos 238 genes se hibrida una muestra de ARN obtenido del tejido endometrial. Después de la hibridación se leen las intensidades de la señal y un predictor informático específico clasifica las muestras en función de su perfil de expresión como Receptivas o No receptivas. El Array de Receptividad Endometrial (ERA®) ha sido diseñado, desarrollado y patentado por IVIOMICS (PCT/ES2009/000386).

2. ¿Para qué sirve?

El test ERA sirve para evaluar el estadio de un endometrio y determinar si presenta un perfil génico de receptividad, o no, en el momento de la realización de la biopsia.
El análisis permite determinar la ventana de implantación personalizada y establecer en función del resultado una transferencia de embriones personalizada (pET).

3. ¿Para quién sirve y por qué?

Este test ha sido probado en pacientes que han tenido fallo de implantación con embriones de buena calidad morfológica (al menos 3 transferencias de embriones fallidas en mujeres jóvenes o dos en pacientes con 37 años o más). También es indicado en pacientes con útero aparentemente normal y grosor del endometrio normal (26 mm) que aparentemente no presentan problemas. Es que en aproximadamente un 20% de estas pacientes se detecta la ventana de implantación desplazada.
El análisis permite determinar la ventana de implantación personalizada y establecer en función del resultado una transferencia de embriones personalizada (pET)

4. ¿Qué ventajas tiene sobre otros tests?

El test ERA ha demostrado una alta sensibilidad y especificidad en la detección de perfiles de expresión génica asociados a receptividad.
El método clásico de datación del estadio del endometrio se basa en criterios histológicos. Se ha demostrado que ese método no discrimina entre pacientes fértiles e infértiles y tiene un alto grado de subjetividad por lo que resulta en nula aplicación clínica.

5. ¿Cómo se toma la muestra?

Para este análisis es necesario tomar una biopsia endometrial de la mujer en ciclo natural o en ciclo sustituido en un momento correspondiente a la fase receptiva del endometrio. Es decir, en día 21 del ciclo natural (LH+7 o 6 días después de la ruptura del folículo en seguimiento ecográfico de la ovulación) o tras cinco (5) días completos de impregnación de Progesterona en ciclo sustituido (HRT). Tras tomar la biopsia, debe ser introducida inmediatamente en un “Criotubo ERA” (suministrado por IVIOMICS) que contiene un líquido que permite la preservación del tejido. El tubo con la biopsia se guarda durante unas horas en la nevera y luego puede realizarse el envío a nuestras instalaciones a temperatura ambiente. Una vez recepcionada la muestra se mantiene a ‐80oC hasta su procesamiento.

6. ¿Cómo, cuándo, dónde y quién realiza el envío?

La muestra se transporta en un tubo sellado y en sobre acolchado para amortiguar golpes. La muestra se enviará a temperatura ambiente con la compañía de mensajería de elección del cliente. El viaje a nuestras instalaciones, a temperatura ambiente, no debe superar las 72 ‐ 96 horas.

IGENOMIX Latam 7955 NW 12th St.Suite 415 Miami, Florida 33126 USA

7. ¿Cuándo se realiza el procesamiento de muestras y la entrega de resultados?

Los resultados se entregarán en un período máximo de 20 días desde la recepción de la muestra.

8. Metodología

Las principales etapas del ensayo:

  • 1. Obtención del ARN mensajero (ARNm).
  • 2. Determinación de calidad del ARNm extraído.
  • 3. Marcaje y purificación del ARNm.
  • 4. Hibridación del ARNm marcado con el array ERA.
  • 5. Lavados y lectura del array.
  • 6. Extracción de intensidad de señal y clasificación con predictor informático.
  • 7. Emisión del informe.

9. Fiabilidad de la técnica

Esta herramienta presenta una especificidad de 0.8857 y una sensibilidad de 0.9975 para la clasificación de un perfil de receptividad. El procedimiento de biopsia, aunque sencillo, tiene un riesgo no despreciable (<5%) de obtención de insuficiente cantidad y/o calidad de de tejido endometrial lo que supone la imposibilidad de realizar el test. En este supuesto se solicita la toma de una nueva muestra. Por otra parte, de las muestras en las que se completa el test, en aproximadamente el 5% de los casos se obtiene un resultado de No‐Receptividad con probabilidad baja (<0.5). En estos casos no se puede ofrecer una solución terapéutica con los conocimientos actuales.

10. ¿Cómo comenzar?

Lo primero que debe hacer es contactar a su médico en Pregna.

11. FAQ’s: 
¿en qué tipo de ciclo se puede realizar el test?

El test ERA debe realizarse en ciclo natural o en ciclo sustituido. El diagnóstico de receptividad es válido para el tipo de ciclo en el que se realizó el test, por lo tanto la transferencia de embriones debe realizarse en el mismo tipo de ciclo (y ventana de implantación en caso de personalización) con el que se obtuvo un diagnóstico de Receptivo.

¿Cuál es el método de medición de ovulación en ciclo natural?

En ciclos naturales puede medir el momento de la ovulación con tiras reactivas de LH en orina, medición directa de LH en suero sanguíneo o seguimiento de la ruptura del folículo por ecografía.

¿Cuál es la estrategia de aplicación del test ERA?

Tomar biopsia de endometrio en ciclo natural o sustituido para realizar un test ERA.

Resultado “Receptivo”

Si la paciente tiene óvulos o embriones congelados, o tiene óvulos o embriones frescos de ovodon: transferir embriones en el mismo tipo de ciclo (natural o sustituido) en el que se realizó el test ERA con resultado Receptivo. 
Si la paciente NO tiene óvulos o embriones congelados propios y desea sus propios óvulos: se realizará un ciclo de estimulación ovárica para criopreservación de óvulos o embriones. En un ciclo posterior transferir embriones en el mismo tipo de ciclo (natural o sustituido) en el que se realizó el test ERA con resultado Receptivo.

Resultado “No‐receptivo” con recomendación de nueva ventana de implantación (W01).

Si el resultado del primer test ERA es No‐receptivo y el análisis del perfil de expresión sugiere que la ventana de implantación podría estar desplazada, es necesario validar la nueva W01 con un segundo test ERA.
 En el caso de una nueva W01 desplazada y validada con un segundo ERA, la descongelación de óvulos o embriones y su transferencia debe programarse para que coincida con el día de la nueva W01 de la mujer, en LH+9, Ov+8 ó P+7/P+8.

Resultado “No‐receptivo” sin recomendación de ventana de implantación.

Si el resultado del primer test ERA es No‐receptivo, la probabilidad asociada a este diagnóstico es baja y el análisis del perfil de expresión no sugiere una ventana de implantación desplazada, no podemos ofrecer una solución terapéutica.

¿Cómo se ha de tomar la biopsia de endometrio?

La toma de biopsia de fondo uterino se realiza según procedimiento habitual con una cánula Pipelle catheter o similar. Unos 30 miligramos de tejido son suficientes. A modo de ejemplo, esto equivale a un cubo de unos 3 milímetros de lado.

¿Cómo se calcula la toma de biopsia endometrial?

Ciclo natural

Si se determina en orina o en suero, el día del pico de LH se toma como LH+0. Se contarán siete días hasta LH+7 (aproximadamente 168 horas) para la toma de biopsia.
Si se determina por ecografía, el día de la ovulación se toma como Ov+0. Se contarán seis días hasta Ov+6 (aproximadamente 144 horas) para la toma de biopsia.

Ciclo sustituido

Iniciado el ciclo sustituido, se contarán cinco días completos de impregnación de Progesterona (aproximadamente 120 horas) para la toma de biopsia. Si el día que se inicia el tratamiento con Progesterona se refiere como P+0 la biopsia se toma el día P+5. Si usted refiere el día de inicio como P+1, el de toma de la biopsia será P+6.

¿Cómo se calcula la toma de la biopsia con recomendación de nueva ventana de implantación (W01) tras un resultado ERA No‐receptivo?

Ciclo natural

Si se determina en orina o en suero, el día del pico de LH se toma como LH+0. Se contarán dos días más (48 horas) que en la biopsia previa, hasta LH+9, para la toma de la nueva biopsia.
Si se determina por ecografía, el día de la ovulación se toma como Ov+0. Se contarán dos días más (48 horas) que en la biopsia previa, hasta Ov+8, para la toma de la nueva biopsia.

Ciclo sustituido

Iniciado el ciclo sustituido, a partir del día de inicio de toma de Progesterona se contarán dos días más (48 horas más) de tratamiento que en la biopsia previa, es decir, siete (7) días completos de impregnación de Progesterona para la toma de la nueva biopsia. Si en el ciclo previo se contó de P+0 hasta P+5, la nueva biopsia se toma en P+7. Se en el ciclo previo contó de P+1 hasta P+6, la nueva biopsia se toma en P+8.

Información sumistrada por IGENOMIX ( www.igenomix.com )