standard-title Técnicas especiales Existen diferentes técnicas de laboratorio que permiten intervenir sobre la selección espermática o los embriones para lograr mejores resultados en ciertas indicaciones específicas.

Técnicas especiales

Existen diferentes técnicas de laboratorio que permiten intervenir sobre la selección espermática o los embriones para lograr mejores resultados en ciertas indicaciones específicas.

Test TUNEL

Fragmentación de ADN espermático y TUNEL

El test de fragmentación de ADN es una técnica relativamente reciente, que ayuda al estudio y evaluación del factor masculino.

Mide el estado en el que se encuentra el ADN de los espermatozoides, el cual constituye la carga genética del individuo. En determinadas situaciones, puede encontrarse fragmentado de manera que puede dar lugar a una falla de fertilización, a un desarrollo embrionario no adecuado o a una falla de implantación.

Existen distintas técnicas para evaluar la integridad del ADN espermático: el ensayo TUNEL (Terminal Transferase dUTP Nick End Labeling), que usamos en Pregna; el ensayo del análisis de la estructura cromatínica del esperma (SCSA), el ensayo cometa y el test de dispersión de la cromatina espermática (SCD).

Esta prueba permite visualizar la incorporación de nucleótidos marcados en los extremos de las roturas existentes en el ADN. El nucleótido incorporado está directamente unido a un fluorocromo de color. La señal de marcado obtenida por cada espermatozoide se cuenta y se hace un porcentaje de espermatozoides marcados (fragmentados) y de no marcados (sanos), para determinar la fragmentación total de la muestra del paciente. Actualmente el valor de corte recomendado para este Test es < 20 %.

Dependiendo del grado y tipo de fragmentación y de la calidad del ovocito, estas lesiones pueden ser reparadas por el propio ovocito que ha sido fecundado por el espermatozoide. Teniendo en cuenta que la capacidad de reparación del ovocito disminuye con la edad y la tasa de fragmentación del ADN espermático puede aumentar con la edad, se podría explicar en parte la disminución significativa en la tasa de embarazo que se observa en parejas de edad avanzada.

Cuando la tasa de fragmentación es elevada, la administración de antioxidantes por vía oral puede reducirla en algunos casos.

Las causas que provocan este daño en el ADN son multifactoriales:

  • Ineficiencia en la selección y eliminación de los espermatozoides dañados.
  • Fallos en la maduración de los espermatozoides a nivel de epidídimo.
  • Exposición a quimio/radioterapia o tóxicos ambientales.
  • Episodios de fiebre alta o exposición a altas temperaturas.
  • Varicocele.
  • Exposición a radicales libres tanto a nivel testicular (en caso de inflamación aguda o crónica) como a nivel post-testicular.

En casos de esterilidad de origen desconocido (tras descartar patología femenina), fallos repetidos en tratamientos de reproducción asistida por fallos de fecundación, fallos de implantación o mala calidad embrionaria o abortos de repetición, se recomienda la realización de un test de fragmentación del ADN espermático.

Columnas de Anexina

La técnica de columnas de anexinas V en espermatozoides es una tecnología relativamente nueva para lograr una mejor selección espermática.

En los pacientes que tienen una muestra con muchos espermatozoides muertos o con ADN fragmentado, se utiliza esta técnica que mediante atracción magnética consigue separar a los espermatozoides sanos y sin alteraciones de aquellos que tienen una alta tasa de fragmentación de ADN. Es importante poder separar a estos espermatozoides de baja calidad para que al momento de realizar el tratamiento de reproducción asistida no se afecten las tasas de éxito.

A nivel celular, existe un mecanismo denominado apoptosis (significa muerte celular programada); es la forma en la que se eliminan células dañadas o con graves defectos, para que no afecten al resto de nuestro organismo. La apoptosis también ocurre en los espermatozoides, los espermatozoides que están dañados entran en mecanismo de apoptosis, exponiendo en su membrana celular fosfatidilserina, un fosfolípido que se utiliza para diferenciar las células que van a entrar en apoptosis de las células sanas.
En la muestra de espermatozoides se añade la proteína anexina V unida a unas esferas de metal (microbeads), los espermatozoides afectados, que tienen una proteína llamada fosfatidilserina en sus membranas por la cual la anexina V tiene una gran afinidad. Una vez que se ha dejado pasar un tiempo para que se produzcan las uniones se pasa la muestra por un sistema de columnas magnetizadas, de forma que las bolitas metálicas se quedan asociadas a las paredes de la columna y sólo aquellos espermatozoides sanos, que no tienen anexina unida, serán los que atravesarán la columna y se utilizarán en el tratamiento.
De esta forma se selecciona la muestra espermática eliminando la mayor parte de los espermatozoides defectuosos y dejando para emplear en el tratamiento sólo los espermatozoides con mayor calidad.

Al realizar un ICSI con los espermatozoides altamente purificados existen más posibilidades de que no existan fallos en la fecundación y los embriones que se transfieran sean de mayor calidad. Aun así, algunos o todos los ovocitos (óvulos) inyectados con estos espermatozoides podrían no fertilizar y por lo tanto no generar embriones para transferir. De este modo, existe la posibilidad de que no haya transferencia embrionaria y que aún habiéndose desarrollado embriones, y tras realizarse la transferencia embrionaria, pueda no concretarse un embarazo ya que no existen garantías sobre el éxito de este proceso.

La técnica de columnas de anexinas V en espermatozoides es una tecnología relativamente nueva y, en consecuencia, no existe evidencia científica suficiente sobre du éxito y seguridad a largo plazo, por eso sus riesgos y beneficios están en estudio constante.

En la actualidad, no se han reportado suficientes números de embarazos con bebés nacidos luego de la implementación de la técnica. Sin embargo, la misma no parece agregar un riesgo mayor, aunque esta posibilidad no puede ser descartada completamente y no puede haber garantías al respecto.

Hatching asistido por Láser

La zona pelúcida (ZP) es una capa que rodea al óvulo, permitiendo la entrada de un único espermatozoide y así la adecuada fecundación; además protege y mantiene la integridad del futuro embrión. Naturalmente a medida que el embrión aumenta su volumen y alcanza un estadio de desarrollo avanzado, la ZP se va adelgazando gradualmente hasta que el embrión se desprende de ella (eclosiona), para poder adherirse al endometrio del útero materno. Este es un paso crítico en el proceso de implantación. La incapacidad del embrión para eclosionar ya sea por una anormalidad intrínseca del mismo o de la Zona Pelucida (ZP) podría ser uno de los factores que contribuyen a la infertilidad.

¿Qué es la eclosión asistida o Hatching?

El Assisted Hatching (AH) es un procedimiento del Laboratorio de Reproducción Asistida que consiste en hacer un pequeño orificio en la ZP para facilitar la salida del embrión. Para ello, se procede a realizar el orificio en la zona del embrión mediante un láser, sistema más preciso y avanzado con que se cuanta para dicha técnica.

¿Para qué es utilizada la eclosión asistida?

De acuerdo a SART (Assisted Reproductive Technology, USA) los estudios mas recientes proponen que el AH podría ser utilizado en pacientes mayores de 38 años o con fallas repetidas de FIV o con ZP más gruesas de lo descripto en embriones de día 3 de desarrollo, y en dichas pacientes se sugiere que esta técnica podría mejorar las tasas de implantación y embarazo luego de un tratamiento de fertilización in vitro.

¿A qué pacientes le puede resultar útil?

La revisión médica más reciente a nivel mundial de Cochrane acerca de los estudios e investigaciones sobre eclosión asistida refiere que entre las pacientes de edad reproductiva avanzada o que tuvieron múltiples ciclos previos no exitosos de FIV/ ICSI habría un aumento en la tasa de nacidos vivos, aunque todavía se encuentra en experimentación y los resultados no son concluyentes.